7 razones por las que la gente abandona sus sueños.

¿CÓMO EVITAMOS SER PARTE DE LOS QUE ABANDONAN?

#1. Limitan el campo de lo posible.


El primer motivo por el que las personas tienden a renunciar es simplemente pensar que lo que planean “no es posible”. Descartar algo por ser imposible es la forma más directa de renunciar a él sin sentirnos mal por eso. Después de todo, ninguno de nosotros se siente mal por no poder volar, ¿verdad?

#2. Asumen que sus problemas son únicos.

Incluso asumiendo que algo es posible, la siguiente tentación es decir: “es posible, pero no para mí”. Esta es una sub-categoría de imposibilidad. No pensamos que no se pueda emprender en general, pero sí que no se puede en nuestro caso. Porque tenemos muy poco tiempo. O muy poco capital. O porque nuestros padres esto, o nuestro barrio aquello.


#3. Esperan resultados rápidos y asombrosos.

Pensamos que luego de trabajar duro llegará una victoria espectacular, en un lugar con mucha gente alrededor, luces y aplausos.
Se nos ocurre que cuando conozcamos a nuestra pareja soñada será en medio de una gran aventura, con música “cool” y que todas las señales nos indicarán desde el primer día que esta es la persona.
Y lo mismo esperamos con las ideas de negocio. Esperamos la idea perfecta, hiper-innovadora y apasionante. Imaginamos que cuando la veamos con claridad todo se volverá simple. Avanzaremos de forma tenaz. Aparecerán los clientes. Resolveremos los problemas de dinero. En menos de un año, estaremos en la playa.
Por eso cuando luego de trabajar duro no hay aplausos, sentimos que algo va mal. O renunciamos cuando algo no es perfecto con nuestra pareja. O abandonamos una buena idea si en un par de meses no da resultados.


#4. Se resisten al cambio.

Si hoy en día nuestros objetivos no son realidad (y por eso son objetivos), es porque hasta ahora no hemos realizado las acciones necesarias para que sucedan. Esperar seguir haciendo lo mismo y que los resultados cambien es, pura y sencillamente, una idea que nos condenará.


#5. Se rodean de personas que los alientan a renunciar.

Somos el promedio de las 5 personas con las que más tiempo pasamos.
Vaya novedad, ¿no?
Y sin embargo es una consideración que a menudo dejamos de lado. La mayoría de las personas no eligen con quién pasan el tiempo. Para ellos, simplemente es algo que está dado. Así, pasamos tiempo con la familia, los amigos que ya conocemos, los vecinos y los compañeros de trabajo. Dentro de ese grupo tendemos a descartar a personas que no nos caen bien, seguro, ¿pero cuánto tiempo le has dedicado a hacer amigos nuevos, a los que admires, en el último año?


#6. Ttienen demasiadas metas y no distinguen entre ellas.

Aquí el problema es la falta de prioridades, pura y sencillamente.
Tener muchos sueños (y grandes sueños) está muy bien. Sin embargo, para ejecutar debemos sumar otro factor: claridad sobre qué objetivo va primero, y por qué.


#7. Analizan demasiado, procastinan y renuncian a su poder.


El séptimo motivo por el cual las personas renuncian a sus proyectos es que operan de forma reactiva. Se dicen a sí mismos que los logros (o fracasos) son algo que es sucede, y que no está bajo su control. En algunos casos adjudican poder al contexto. En otros a la genético o la personalidad. En los peores, simplemente a la suerte.
Esto tiende a mostrarse en un sobre-análisis. Nuestra búsqueda de la mejor forma de hacer algo, o de los factores que influyen, empieza con buenas intenciones y se termina convirtiendo en un laberinto sin salida. Queremos leer un poco más, ir a un par más de cursos y averiguar un poco más. No estamos seguros 100%, así que no hacemos nada.



Como siempre te dejo mis redes sociales para que me sigas y me dejes tu comentario aquí y nos ponamos a platicar en donde quieras. Saludos y recuerda que los tiempos cambiaron #Vive2puntocero.

Sigueme en twitter: twitter.com/krotzsch

Rodrigo Krotzsch

Busco darte los datos para tener una vida de ensueño. #vive2puntocero | Amo mi familia y hacer negocios en Internet.

1 comentario:

  1. Gracias, es verdad que el cambio y la incertidumbre asustan pero hay que superarlo.

    ResponderEliminar